Mi hijo es obeso.

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! (3 votos: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

 

Mi hijo es obeso

 

Sí, mi hijo es obeso. Es algo muy extraño porque nadie de la familia es obeso. Algunos tenemos un poco de sobrepeso, como su padre, pero no roza la obesidad. Él tiene 8 años, y pesa 70 kilos. Todo comenzó hace unos años atrás cuando de repente el niño empezó a engordar y engordar cada vez más. Es verdad que la familia de su padre tiene una contextura muy grande y ancha. Al principio nos pareció que formaba parte de su crecimiento, que era parte de ello que estuviera creciendo y engordando, pero cada vez se disparó todo un poco más hasta que su pediatra le diagnosticó obesidad.

A él le gusta comer chuches y comida típica de niños como hamburguesas, y me cuesta un poco que coma ensaladas o verduras, pero las proporciones de comida son normales y tampoco es que permita que todos los días coma este tipo de alimentos. Además, juega al fútbol, con lo cual hace ejercicio, pero desde que ha engordado, le cuesta un poco más correr y no lo ponen en los partidos con lo que eso le ha frustrado un poco la vida, al igual que las cosas malas que le dicen el resto de niños en el colegio. Nosotros en casa intentamos ayudarle y desde que la pediatría y nutricionista le colocó una dieta equilibrada, todos en casa nos pusimos a dieta para acompañarlos y que en las comidas y cena no sienta que tiene que comer algo distinto a sus hermanos o a sus papás.

Me preocupa un poco que este problema no se solucione, porque además la gente lo mira por la calle y lo llama “gordito” y a mi como madre no me gusta que le esté pasando esto a mi hijo. Desde que empezamos la dieta ha bajado 2 kilos. Me preocupa un poco también su autoestima. La pediatra me recomendó que lo enviáramos a un psicólogo para que le ayude a superar estos temas y lo motive más aún a adelgazar, porque desde que no es titular en los partidos de fútbol mi hijo ya no es el mismo.

 

RESPUESTA PROFESIONAL:

La obesidad infantil se da cuando el niño cuenta con al menos un 20% mayor de su peso real. Generalmente es una combinación de malos hábitos alimenticios con factores genéticos. La obesidad más allá de la apariencia física puede traer muchos problemas de salud, sobre todo problemas cardíacos, con lo cual, es recomendable comenzar con un tratamiento claro controlado por profesionales médicos como lo son los nutricionistas infantiles y los pediatras. Es importante en estos casos contar con la ayuda y el apoyo familiar ya que efectivamente la autoestima y las burlas pueden afectar la psicología del niño durante este período de tiempo.

 

 

Acerca de La paciente impaciente

La paciente impaciente
Esa paciente impaciente que todos hemos sido alguna vez. Inquietudes de salud de nuestro día a día.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com