Soy joven, ¿ puedo tener Alzheimer ?

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! (1 votos: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

Si bien cuando escuchamos hablar de alzheimer siempre se asocia con personas mayores, cada día aparecen más casos de alzheimer prematuro en personas adultas que por diferentes motivos comienzan a padecer todos los inconvenientes de esta enfermedad.

El alzheimer es una enfermedad degenerativa que se da en el sistema neurológico de la persona y que afecta a toda la función cognitiva en general. La persona que lo sufre comienza a tener problemas de memoria, y poco a poco va sufriendo de problemas de movimiento y coordinación en sus tareas diarias.
Quienes hayan tenido a un familiar cercano con alzheimer saben lo difícil que es ver a un ser querido que poco a poco se va apagando y dejando de ser ellos mismos y sobre todo, la posibilidad de que ya no sepa reconocer a personas cercanas ni recordar sus nombres o la relación que los une, es por eso que si bien quien padece de alzheimer es el que más sufre en las primeras etapas, el entorno es quien va siendo testigo de estos cambios pudiendo ser muy difícil de aceptarlo en muchos casos.

Por el momento los estudios marcan que las causas posibles de sufrir alzheimer se basan en la aparición de las placas seniles que van provocando la muerte cerebral y en la formación de unos ovillos de neurofibrillas que se da en el hipotálamo.
Dentro del alzheimer encontramos el tipo de alzheimer familiar que como puedes imaginar se da en aquellos que tienen algún tipo de registro en familiares cercanos que ya lo han padecido, el alzheimer con síndrome de Down y el alzheimer por la edad, siendo este último quizás el más frecuente.

Hay pequeños síntomas que nos pueden dar una pista de si una persona puede padecer o no de alzheimer. Si bien la pérdida de la memoria es el más frecuente y claro de observar, también si la persona sufre de confusiones, dificultades para hacer sus tareas diarias, problemas para tomar decisiones, cambios de humor, depresión, dificultades en el habla e imposibilidad de mantener una conversación clara y problemas de coordinación general así como la pérdida del equilibrio son datos más que suficientes para acudir a un médico para descartar otras enfermedades como la demencia que tiene muchos síntomas similares.

El neurólogo es el médico oportuno en estos casos que seguramente enviará pruebas complementarias como una Tomografía o Resonancia Magnética con el fin de tener claro si hay lesiones en el cerebro o no. Puede que en algunos casos, sobre todo en los que se detecta a una edad temprana se necesiten de otro tipo de pruebas.
Lamentablemente todavía no existe una cura real para el alzheimer sino que todos los tipos de medicación que se pueden administrar tienen la clara función de retrasar el deterioro de todos los síntomas pero en ningún caso podrá eliminarlos o hacer que avancen.
Es por todo estos motivos que el apoyo del entorno es sumamente importante ya que deberán adaptarse a un nuevo estilo de vida y al atravesar toda la enfermedad, quienes se hagan responsables de los pacientes con alzheimer también deben cuidar su salud física y psicológica ya que se tiende a sufrir mucho al ver el avance de la enfermad.

Acerca de Equipo de redacción de SmartSalus

Equipo de redacción de SmartSalus
El equipo de SmartSalus está compuesto por profesionales del sector de la salud. A través de este blog queremos dar solución a pequeños problemas o dudas del día a día sobre temas de salud muy habituales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com