Síndrome pos vacacional: claves para combatirlo

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! ¡Vota este artículo!
Loading...Loading...

Síndrome-pos-vacacional

Volver de las vacaciones supone para muchas personas un shock muy fuerte debido al cambio brusco en los patrones diarios. Un síndrome pos vacacional que se produce porque se pasa de un absoluto estado de desconexión a uno de total tensión, sumado a situaciones de estrés que generan una carga muy importante en el cuerpo, lastrándolo durante todas las semanas siguientes hasta la próxima época de vacaciones.

Una de las claves para paliar este efecto es tener mucha paciencia. Respirar profundamente y contar hasta diez permite que estemos más relajados y veamos las cosas con mucha más claridad. Además hay que mantener siempre una actitud positiva; la cabeza lo es todo para combatir este problema. De la misma manera que hay que desconectar del trabajo cuando nos vamos de vacaciones, también es necesario tratar de olvidar lo bien que estábamos descansando y ver los puntos fuertes de lo que estamos haciendo en el trabajo o en las tareas de casa en nuestra vuelta a la rutina. Como decía William Shakespeare, “si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar”.

Saber que todo el camino labrado tiene su recompensa hace que todo sea más llevadero. Se hace porque al final estamos consiguiendo algo que nos reconforta, que nos permite mejorar en ciertos aspectos de nuestra vida. Y de nuevo que la calma y paciencia sean claves, pues hacerlo a correr o querer realizar todo de golpe sólo genera tensión.

Otra forma de evitar este síndrome pos vacacional es intentar volver unos días antes de vacaciones para ir adaptándonos poco a poco, integrándonos en la rutina diaria y así el día fuerte no tener que provocar un cambio brusco en nuestro cuerpo. Además la planificación es clave para que sea mucho más llevadero. Hacer un calendario con las tareas a realizar en la primera semana, destacando las más importante, sin tener que hacer a marchas forzadas las menores, ya que estas pueden ir incorporándose poco a poco a la rutina. De lo contrario puede ser muy agobiante.

Durante la semana hay que buscar momentos que nos hagan felices. Desde dar un tranquilo paseo al atardecer hasta llevar a los niños al campo, tomar algo con los amigos o ir al cine. Las posibilidades son amplias pero que sirvan para desconectar del trabajo diario y mantener un estado bueno, igual que el que teníamos en vacaciones.

Con el fin de reducir o evitar el síndrome pos vacacional también hay que sumarle unos buenos horarios de descanso. No ir a dormir tarde ya que luego repercute en el rendimiento diario y genera más tensión, incrementando el problema del síndrome pos vacacional. Estar descansados es sinónimo de ser más felices y que el sistema nervioso no sufra tanto. Se elimina la apatía, fatiga y somnolencia.

Una buena alimentación así como la realización de actividades deportivas permiten que el cuerpo sea mucho más fuerte y se eliminen el estrés acumulado durante las horas de trabajo. A la larga el organismo agradece estos patrones saludables que ayudan a levantarse de mejor humor, con más fortaleza y menor tensión interior.

Acerca de Equipo de redacción de SmartSalus

Equipo de redacción de SmartSalus
El equipo de SmartSalus está compuesto por profesionales del sector de la salud. A través de este blog queremos dar solución a pequeños problemas o dudas del día a día sobre temas de salud muy habituales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com