A mi hijo le cuesta mucho concentrarse

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Me falta concentración

 

 

 

Estoy en serios problemas. A mi hijo le cuesta mucho concentrarse. Me han llamado de su colegio para decirme que tiene problemas de concentración, que en la clase no hace lo que tiene que hacer y que le cuesta mantener la atención puesta en un solo lugar porque se aburre y porque quiere estar en otros lugares.

En un principio creí justamente que todo se trataba porque lo que hacen el colegio no le gusta y quiere llegar a casa para jugar a sus videojuegos o salir a jugar con sus amigos, pero la realidad es que cada día me doy cuenta de que este problema de concentración también lo sufre en casa. Lleva semanas que está todo el tiempo distraído, con mal humor y deja sus tareas sin hacer o incluso tareas que le gustan y que siempre han sido de su agrado por la mitad.

Los otros días, en un partido de fútbol le regañaron porque no estaba atento al balón y su entrenador me dijo que parece que ya no le gusta el fútbol como antes, pero yo le explique que es algo general, que en realidad a mi hijo le cuesta mucho concentrarse.

Realmente no sé que más hacer. Desde el colegio me han dicho que lo mejor es buscar un especialista para que busque el motivo de por qué no tiene tan buena concentración.

Nosotros en casa no encendemos la televisión durante la cena porque es la forma de mantener una conversación y un momento familiar durante la semana, que con el trabajo se nos hace un poco complicado, y mi hijo está mejor en esos momentos pero si pasa una mosca por delante ya se pierde en la conversación y deja de comer.

En ningún momento le hemos cortado sus ilusiones y sus intereses. Le gusta desde siempre el fútbol y desde pequeño ha ido a entrenar. También lo dejamos jugar con sus videojuegos, salir con sus amigos, y hacer todo lo que le guste por lo que no entiendo de dónde viene esto.

¿A alguna le sucede lo mismo? ¿Qué puedo hacer?

 

RESPUESTA PROFESIONAL:

Los problemas de atención son mucho más frecuente de lo que se cree en los niños. En primer lugar hay que determinar realmente qué es lo que lo distrae. También hay que revisar las horas de sueño. Si los niños no duermen las horas adecuadas, luego están molestos y esto afecta en general a su concentración que será mucho mejor si se encuentra más descansado. Lo ideal es crear hábitos en los niños. Si los problemas de concentración se hacen más fuertes cada día, entonces hay que consultar con un especialista que le guíe en el proceso y pueda enseñarle técnicas para fomentar la ilusión e interés nuevamente en el niño.

Acerca de La paciente impaciente

Esa paciente impaciente que todos hemos sido alguna vez. Inquietudes de salud de nuestro día a día.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com