Llevo 10 años casada…. como conservar mi matrimonio

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Casados para siempre

 

El amor es para siempre… ¡qué bonito se ve en las películas!

En realidad, al comienzo de toda relación de pareja, las cosquillas o mariposas en el estómago, las ganas de verse y estar el uno con el otro siempre está ahí presente. Pero cuando van pasando los años y se está conviviendo cada día juntos, se termina por conocer al otro casi al 100% y es entonces cuando la rutina aparece y el resto va desvaneciéndose.

La rutina: una fatal causa

Cuando una pareja está recién casada todo es pasión, amor, magia… que va desapareciendo con el paso del tiempo. La pasión sexual, los momentos eróticos y sensuales con el paso de los días y de la rutina va desapareciendo porque cada vez conoces más a la otra persona. Y esto puede llevar en muchos casos a la ruptura de ese matrimonio o de la convivencia porque se llegan a aburrir de esta situación y se busca fuera lo que no se tiene dentro o, simplemente, porque ya no sienten lo mismo el uno por la otra y viceversa.

Para que el amor y la pasión duren después de muchos años de matrimonio, hay que tener voluntad y ganas para que sea así.

Nada es gratis en la vida y todo hay siempre que trabajarlo. Sin embargo, no existe una fórmula igual para todas las parejas ni nada de magia para solucionar estos problemas. Se puede intentar realizar una serie de pautas que harán posible que cada día sea diferente y se quiera estar más tiempo con la pareja.

A continuación te dejamos algunas ideas para que se conserve el matrimonio después de 10 años casados:

–           ¡Fuera rutina!: este punto quizá es el más importante de todos. Mantener viva la chispa es vital para que un matrimonio siga adelante y tenga futuro es fundamental que no se caiga en la rutina. Para ello se pueden realizar diferentes actividades como hacer el amor en sitios diferentes, tener momentos íntimos distintos a los habituales. Una cena en un lugar bonito y pasar la noche en un hotel son buenos ejemplos de esto. También se puede probar con algún juguete sexual que será divertido probar los dos.

–           Cuidarse físicamente: cuando se contrae matrimonio, muchas veces se tiende a descuidarse porque ya no hace falta estar guapo o guapa para que tu pareja te vea. Esto también provoca que no se desee tanto al otro como antes al haber engordado o al no ir arreglado para salir, por ejemplo. Si, por el contrario, se arregla uno al salir de paseo o a cenar, si se pone interés a la hora de arreglarse, el otro es más probable que siga interesándose.

–           Hacer cosas independientes: obligar a uno de los dos a hacer algo porque al otro le encanta no es bueno y terminará por odiarlo. Por ejemplo, ir de compras o ver un partido de fútbol. Si se tiene tiempo para cada uno y se hacen algunas cosas por separado, se respetará la pareja y no habrá malos entendidos por este tema.

 

Siguiendo estos pasos, la rutina desaparecerá y volverán las ganas de estar el uno con el otro.

 

Acerca de Equipo de redacción de SmartSalus

El equipo de SmartSalus está compuesto por profesionales del sector de la salud. A través de este blog queremos dar solución a pequeños problemas o dudas del día a día sobre temas de salud muy habituales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com