Diferencias entre el Omega 3 y el Omega 6. ¿Vale la pena combinarlos?

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! (2 votos: 3,50 de 5)
Cargando...

Omega 3

 

Seguro que en más de una ocasión has escuchado hablar de la importancia de tomar ácidos grasos Omega 3 u Omega 6. Pero, ¿sabes qué son exactamente cada uno de ellos?

 

Te lo explicamos de manera muy sencilla: ambos ácidos, el Omega 3 y el Omega 6, son grasas poliinsaturadas esenciales. Se denominan esenciales porque nuestro organismo por sí mismo no puede producirlas o metabolizarlas, por lo que deberá obtenerlas del exterior. Esto es, de la comida o de algún tipo de suplemento.

 

El Omega 3 es una sustancia grasa llamada ácido linolénico y el Omega 6 es el ácido linoleico.

Ahora que a groso modo te hemos explicado el ácido graso Omega 3 y el Omega 6, pasamos a detallarte en mayor profundidad cada uno de ellos, las funciones que tienen y cómo puedes conseguirlos.

El ácido graso Omega 3

Este ácido se encuentra en gran medida en la zona del cerebro y el sistema nervioso. En este último, donde más están presentes es en la retina del ojo  y en la corteza cerebral. Gracias a este ácido graso se puede mejorar el insomnio, la ansiedad, el estrés… Así como también, previene y regula el colesterol malo. Pero ahí no termina todo, el Omega 3 a su vez, aumenta el bueno o HDL para que limpie las arterias.

Todo esto hace posible que se reduzca el riesgo de padecer algún tipo de enfermedad cardiovascular.

Para obtener este ácido graso debemos incluir en la dieta pescados, legumbres, frutos secos y verduras. También está en los aceites como el de oliva.

Este ácido, por tanto, es muy importante que lo tengas en el organismo, ya que realiza unas funciones muy importantes.

 

Los ácidos grasos Omega 6

Al igual que el Omega 3, los ácidos grasos Omega 6 también son unas grasas poliinsaturadas esenciales. Los Omega 6 tienen efectos anti inflamatorios y protectores cardiovasculares, pero si nuestro organismo tiene en exceso Omega 6, parece que se relaciona entonces con procesos inflamatorios y arterioresclerosos.

Para poder tener ácidos grasos Omega 6 en nuestro organismo tendremos que recurrir a los aceites refinados de maíz o de girasol.

¿Omega 3 contra Omega 6… o complementarios?

Tanto uno como otro son necesarios en el organismo, porque ya hemos dicho que nuestro cuerpo no los produce. Lo importante es que haya equilibrio de los dos tipos de ácidos grasos porque al no poder metabolizarlo nuestro organismo, estarían compitiendo el uno contra el otro.

De tal manera que un exceso de uno de ellos inhibe al otro. Aunque en cierta manera el Omega 6 es el que suele haber más en exceso por los fritos, aceites vegetales… por lo tanto, casi siempre habrá menos Omega 3 en nuestro organismo.

Por el contrario, si lo que hacemos es tomar más alimentos que tengas concentraciones elevadas de Omega 3, lo que conseguiremos es que el Omega 6 se desplace y haga las funciones reales que tienen: vasodilatador, antiarrítmico y antitrombótico.

Medicina General

 

 

Acerca de Equipo de redacción de SmartSalus

El equipo de SmartSalus está compuesto por profesionales del sector de la salud. A través de este blog queremos dar solución a pequeños problemas o dudas del día a día sobre temas de salud muy habituales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com