Desmitificando creencias populares sobre primeros auxilios

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! (5 votos: 4,80 de 5)
Cargando...

 

Doctor showing first aid for choking infant

 

Trabajando en urgencias, cada día llegan personas con algún tipo de problema que han intentado previamente remediar con métodos ciertamente peculiares. La desinformación de la población sobre primeros auxilios y remedios sanitarios lleva a que se socorra con técnicas poco efectivas. La gran mayoría de estos métodos están basados en mitos o creencias populares, pero que en realidad, lejos de ser efectivos, suelen provocar más inconvenientes que beneficios. Es por esta razón que hoy me he decidido a desmitificar algunas de estas creencias populares.

Mito 1: La saliva es un buen desinfectante.

Se cree que como los animales se lamen sus heridas, la saliva tiene un poder cicatrizante y curativo pero la verdad es que la saliva tiene un poder bactericida muy bajo y lo más probable es que la aplicación de saliva en las heridas favorezca la contaminación de la misma, mas que lograr su curación o desinfección. Pensar que en nuestra saliva hay millones de bacterias!!!

Mito 2: Si uno se atraganta con algo, lo mejor es comer miga de pan para desatascarlo.

Si alguien sufre una obstrucción de las vías aéreas, no es conveniente seguir metiendo cosas en ellas. ¿Verdad que si se tapan las cañerías del fregadero no echamos pan para desatascarlo? Pues en esto sucede lo mismo.
Lo mejor que se puede hacer si la persona tiene la capacidad de toser, es que siga tosiendo para intentar que por sus propios medios expulse el objeto o alimento.
En caso que no pueda toser, se deberían dar 5 golpes secos en la mitad de la espalda, con la parte inferior de la palma de la mano. La persona debe estar con su espalda arqueada mirando hacia abajo.
Por último, si no resultan ninguna de las dos técnicas anteriores se debe recurrir a la maniobra de Heimlich.

Mito 3: Para curar la gripe y resfriados, hay que utilizar antibioticos.

La gripe es una enfermedad producida por un virus y los antibióticos solo matan bacterias, no virus.

Mito 4: Echar la cabeza hacia atrás para detener el sangrado de nariz.

Si no tienes ganas de tragarte tu propia sangre, no debes intentar esto, porque si lo haces es lo único que conseguirás.
Lo correcto es sin inclinar la cabeza, hacer presión con los dedos sobre la nariz durante algunos minutos hasta parar la hemorragia. Si no se detiene, o es un sangrado excesivo, acude al médico.

Mito 5: Aplicar pasta de dientes sobre una quemadura para aliviar el dolor.

Piensa que la pasta de dientes tiene ingredientes corrosivos, por lo que dañas aún más los tejidos. Además aplicándote dentífrico favoreces la contaminación de la herida y ésta no puede curarse correctamente. Aunque produzca algo de alivio, cosa que dudo, te aseguro que no es nada agradable el que luego te la tengan que quitar para poder realizar la cura de la herida.

Mito 6: Chupar el veneno de una mordedura de serpiente.

Cortar, chupar, o aplicar un torniquete son solo cosas que hacen en las películas del oeste y que tanto daño han hecho.
Ninguna de estas medidas es recomendada por los profesionales sanitarios. Siempre se ha de acudir lo antes posible al centro médico más cercano. Así que la mejor que puedes hacer es tener un móvil a mano y llamar a emergencias.

Mito 7: Provocar el vómito ante una intoxicacion.

Si bien es cierto que en algunos tipos de intoxicación puede ser de ayuda expulsar lo que se ha ingerido, no es una regla que se deba aplicar para todos los casos. Si la intoxicación es por alguna sustancia corrosiva lo que lograrás con el vómito es dañar mas las vías digestivas, agravando la situación.

Mito 8: Si una persona convulsiona se ha de evitar que se trague la lengua.

Si una persona convulsiona te recomiendo que no intentes meter nada en su boca para controlar su lengua ya que puedes perder algún dedo en el intento. Puedes quedarte tranquilo que nadie que convulsiona se traga la lengua. Tampoco se ha de sujetar. Lo único que hay que hacer el alejar o retirar cualquier objeto que se encuentre cerca de la persona y que pueda ser potencialmente peligroso. Otra cosa que puedes hacer es colocarlo de lado para evitar que pase contenido gástrico a las vías respiratorias en el caso de que vomite. Por último también es importante controlar el tiempo que convulsiona, será de ayuda para los servicios médicos, más aún si es la primera vez que sucede.

Mito 9: Poner un filete sobre una contusion en la cara.

En realidad el filete no tiene ningún tipo de propiedad o enzima mágica. Lo único que lograrás es disminuir la hinchazón con el frío de la carne. Logras lo mismo con un paquete de guisantes congelados y no es tan antihigiénico.

Mito 10: Si un brazo o pierna esta sangrando mucho, hay que hacer un torniquete por encima de la herida.

Hacer un torniquete es una técnica que se debería utilizar como último recurso, dada las múltiples complicaciones que provoca, a veces mas peligrosas que la propia razón por la que se aplica el torniquete. Cuando una persona tiene un sangrado o hemorragia lo que se debe hacer es realizar una compresión con algún paño o gasas directamente sobre la herida.

Dado que ninguno de nosotros estamos a salvo de padecer directa o indirectamente alguna de estas situaciones, creo que no está de más saber cómo actuar adecuadamente cuando suceden.

Si saben de alguna otra creencia errónea, no duden en comentarla.

Acceda a SmartSalus.com haciendo CLICK AQUÍ:

Medicina Privada Accesible

Toda la medicina privada accesible en SmartSalus

Acerca de Jorge Cabeza

Soy diplomado universitario en enfermería y especialista en dietética y nutrición. Actualmente ejerzo como enfermero de urgencias y UCI en Barcelona.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com