¿Cómo evitar los celos entre hermanos?

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! (1 votos: 4,00 de 5)
Cargando...

 

Hermanos

Cuando hay un niño o niña en casa y es el único, solemos estar todo el tiempo con él y toda nuestra vida circula en torno al hijo. Pero cuando llega un hermanito, la situación se puede complicar, ya que en el momento en el que esté en casa el recién nacido, nuestra atención deberá estar entonces con el bebé.

¿Cómo avanzarnos al tema antes de que sea doloroso?

Antes de que llegue tenemos que tener preparado al pequeño que puede pasar por una situación frustrante. De todas formas es mejor no precipitarse y contárselo en cuanto sepáis la noticia, ya que al ser pequeño, no lo entenderá. Lo más adecuado es decírselo a partir del cuarto mes porque es cuando la mamá comienza a tener más barriguita y notará los cambios.

El temor de muchos padres que van a tener un bebé y tienen otro hijo es que el mayor tendrá celos. Debéis saber que los celos son completamente normales porque evidentemente era el rey de la casa y ahora será otro niño más a mimar y dar cariño.

A partir del momento en que el bebé llegue a casa , este tendrá diferentes reacciones o cambios como desobediencia, enfados, incordiar al bebé o volver a pedir el chupete o hacerse pis. Estos comportamientos son “normales” cuando se le ha destronado al pequeño (o al menos es lo que él piensa).

¿Cómo pueden evitarse estos celos?

  • Lo mejor es seguir una serie de indicaciones que hará que el pequeño vaya aceptando la situación.
  • Ignorar cualquier tipo de mal comportamiento
  • Felicitarle cuando tenga una buena conducta, sobre todo cuando cuide del hermano (ayude a cambiar el pañal o a bañarle, por ejemplo)
  • Explicarle que tanto papá como mamá lo quieren igual que antes
  • Intentar estar con él de forma exclusiva, dedicarle tiempo a él (ir al parque con él o llevarle al cine sin el hermanito).

Es fundamental crear espacios con cada uno de los niños. Buscar un momento en la semana donde compartir un momento, un paseo, una actividad solo con él para que se sienta protagonista. Cada niño es diferente. Algunos necesitan sentirse reconocidos, otros simplemente acompañados, pero lo que sí es cierto es que los celos entre hermanos existen y en cierta manera son sanos! Forman parte de la vida.

¿Son los mismos celos de pequeños que de mayor?

La competencia por el afecto y la aprobación de los padres siempre van a existir. Cuando los niños son más bebés los celos son más irracionales, son más instintivos. En la medida que el niño/niña crece son mucho más competitivos y corresponden a necesidades más concretas por parte del niño.

Debemos ayudarles a que creen vínculos, que compartan juegos, que sean capaces de divertirse juntos.

Es habitual que dentro de la misma familia aún con las mismas costumbres y la misma genética, los niños sean muy diferentes por lo que observarles e identificar aquello que les puede motivar nos puede ayudar a orientarles y a que la convivencia sea más placentera y sean menos rivales.

Dar a cada hijo su espacio, lo que necesita, el estímulo que le reconforta no es fácil pero es posible !

Artículo redactado por el Staff de SmartSalus.com

Acerca de Equipo de redacción de SmartSalus

El equipo de SmartSalus está compuesto por profesionales del sector de la salud. A través de este blog queremos dar solución a pequeños problemas o dudas del día a día sobre temas de salud muy habituales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com