¿Cómo cuidar la piel con rojeces?

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! ¡Vota este artículo!
Cargando...

Piel con rojeces

 

 

La piel es uno de los elementos más sensibles porque es la que más expuesta está a los cambios del tiempo, al sol, etc.  Cuidar una piel con rojeces y granitos no es fácil.

A esto se une la sensibilidad que mucha gente presenta de la piel como la intolerancia, la hiperexcitable o la reactiva, teniendo que cuidarla mucho más en estos casos. Cuando la piel es muy sensible a menudo, presenta rojeces en la piel. Las rojeces de la piel se deben en muchos casos a la genética que por causas hereditarias, puede tener una fragilidad capilar que hace posible que las rojeces salgan.

Además de los factores que ya hemos dicho anteriormente como la exposición al sol en exceso, cosméticos que no nos sientan bien y producen irritabilidad, cambios hormonales, comida picante…

Tipos de piel con rojeces

Si te pones rojo en momentos concretos y después se pasa no hay problema ni debes tener un cuidado excesivo en estos casos. El problema viene cuando esto se va convirtiendo en algo más permanente que sí requerirá de un tratamiento más adecuado. Hablamos de la eritrosis y de la cuperosis.

La eritosis se produce porque los vasos sanguíneos de la cara se dilatan y se recuperan de manera rápida, pero de forma más permanente. En caso de que siga y se haga más pronunciado hablamos de la cuperosis.

La cuperosis se trata de que los vasos sanguíneos estén más dilatados y que además se ven telangiectasias. Quien lo sufra puede tener sensación de quemazón y picor en la piel.

En caso de que para ninguna de las dos se tome ningún tipo de medidas preventivas, pueden llegar a convertirse en rosácea, que sí es una patología que hay que tratar.

La rosácea se caracteriza por un enrojecimiento cutáneo de manera permanente o crónica.

Tratamientos para la piel con rojeces

Que hay que protegerse del sol es más que evidente en todos los casos, pero cuando se tiene una alta sensibilidad en la piel, esta protección es obligatoria, teniendo que ser del máximo factor de protección posible.

Además de la protección solar, hay que evitar, en la medida de lo posible, los cambios bruscos de temperatura, para que la piel no sufra.

Utilizar los cosméticos más adecuados según te haya recomendado el dermatólogo, no uses ninguno por libre elección porque podría ser abrasivo con tu piel. Por ejemplo, no uses peelings que te irritaría más la piel.

Estos dos son los principales cuidados que necesita una piel con rojeces, pero además, sería conveniente reducir el consumo de alcohol y tabaco, evitar situaciones de estrés y espacios con humo. La comida, mejor que sea variada y de todo un poco, quitando el picante o los condimentos en exceso.

Acerca de Equipo de redacción de SmartSalus

El equipo de SmartSalus está compuesto por profesionales del sector de la salud. A través de este blog queremos dar solución a pequeños problemas o dudas del día a día sobre temas de salud muy habituales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com