Cólicos de riñón. ¿Qué son y como prevenirlos?

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! (4 votos: 4,75 de 5)
Cargando...

 

Ecografía reno vesical prostática

Cólico nefrítico

Cólicos de riñón, por qué se producen y como se pueden prevenir

El cólico de riñón es conocido como cólico nefrítico. Quién tenga un cólico de riñón es sinónimo de que tiene un cálculo en la vía urinaria. Este problema trae en consecuencia un dolor agudo y bastante intenso que va evolucionando, siendo uno de los más acentuados que se conocen por la intensidad y agudeza de los síntomas.

El cálculo se encuentra inicialmente en las cavidades renales y que va caminando por el uréter. Llega a la vejiga y de ahí se elimina por la uretra. Si todo va bien, se elimina relativamente fácil. El problema, que de ahí se deriva el cólico de riñón, es cuando este cálculo se para en su camino. Al hacerlo, se clava en algún lugar, dónde se produce el cólico nefrítico.

Si hay tendencia genética o se sufren a menudo se pueden prevenir realizando ecografías periódicas.

¿Por qué se produce la parada del cálculo?

Pueden ser varias las causas por las que el cálculo se estanca en el recorrido. Por ejemplo por alguna angulación del uréter. Aunque también puede ser que el cálculo sea de un tamaño lo suficientemente grande o con una superficie complicada como para que no pueda circular con facilidad. Estamos hablando de cálculos que sean superiores a 5-6 mm de diámetro.

Al tener obstruida esa zona durante algún tiempo se puede llegar a sufrir cierto deterioro de las funciones renales.

¿Entonces, cuáles son los síntomas?

Evidentemente el primero de los síntomas es el dolor, que aparece bruscamente y de manera intensa. Comienza en la zona de la fosa lumbar.

Otros síntomas son las nauseas, vómitos, sangre en la orina, infección urinaria, arenilla en al orina.

¿Se puede prevenir un cólico nefrítico?

Para tener un buen tránsito en la zona de los conductos urinarios, lo mejor es incrementar el consumo de los líquidos a unos dos o tres litros diarios. Aunque es mucho mejor si se aumenta el consumo de los zumos de frutas diuréticas, como la manzana, la uva, la piña y la naranja.

Se puede realizar la ingesta de dietas ligeras y variadas, reducir el consumo de la sal y azúcares refinados, así como reducir lo máximo posible, los productos cárnicos.

La práctica de ejercicio evita llevar una vida sedentaria, con lo que ayuda a regular correctamente todo el cuerpo.

Artículo redactado por el Staff de SmartSalus.com

Foto|www.facilissimo.salud.com

Acerca de Equipo de redacción de SmartSalus

El equipo de SmartSalus está compuesto por profesionales del sector de la salud. A través de este blog queremos dar solución a pequeños problemas o dudas del día a día sobre temas de salud muy habituales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com