A veces nos olvidamos de que tenemos que cuidar ese dolor de ESPALDA…

No muy buenoRegularBuenoMuy bueno¡Excelente! (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

smartsalus y el dolor de espalda

¿Quien no tiene dolor de espalda?

¿Qué es la Espalda?

La columna vertebral es el eje vertebrador de todos los movimientos que realizas a lo largo de tu vida. Aunque su función principal es soportar la bipedestación (estar de pie), tiene muchas otras funciones «extras». Es el conductor y salvaguarda de la médula espinal. No sólo la protege en toda su extensión. También se encarga de repartir sus raíces nerviosas.

¿Son importantes los hábitos de vida ?

El cuerpo humano no ha cambiado desde hace miles de años. Pero los hábitos de vida han cambiado totalmente. Al principio, la especie humana era nómada. Tenían la necesidad de caminar decenas de kilómetros al día para poder comer. Hoy en día llevamos una vida sedentaria.

  • La falta de ejercicio físico genera debilidad muscular. Los músculos implicados en ayudar a que puedas estar en pie, al no estar acostumbrados y entrenados, trabajan continuamente en sobreesfuerzo. Esto genera contracciones que acaban por dar dolor
  • Las posturas mantenidas generan contracciones musculares. Al igual que con la falta de ejercicio, éstas contracciones también terminan dando dolor.

¿Por qué nos duele la espalda ?

El dolor en general es uno de los trastornos que más afecta y preocupa. Es el síntoma acompañante que con mayor frecuencia motiva una consulta médica.

Algunos puntos importantes que se deben tener en cuenta:

  • Es el segundo dolor más frecuente detrás del dolor de cabeza.
  • Es el dolor crónico más frecuente.
  • Su frecuencia aumenta con la edad.
  • Se de más en mujeres que en hombres.

Tratamientos para el Dolor de espalda

A pesar de la magnitud del problema y del interés médico, científico y social, éste es un problema infravalorado o tratado inadecuadamente.

Hay un sinfín de posibilidades para tratarlo. El principio básico que debes seguir es comenzar con los tratamientos menos invasivos para ir progresando a tratamientos cada vez más intervencionistas. Si te pones en manos de un especialista, éste puede aconsejarte un tratamiento más intervencionista inicialmente, al mismo tiempo que realizas los más básicos.. En ese caso, la relación riesgo-beneficio se decantará hacia lo aconsejado por el especialista.

Una lista básica de posibles tratamientos, de menor a mayor intervencionismo:

  • Terapia Higiénico-Dietética. Es el más importante. Pero el más difícil. Requiere fuerza de voluntad. Se basa en
    • control y disminución de peso
    • higiene postural. Cambios frecuentes para aliviar tensión acumualda
    • Realizar ejercicio físico regular. Caminar 45min-1h seguida al día, mínimo 3-4 veces a la semana
  • Fisioterapia. Ejercicios pasivos. Parte de rehabilitacion.
  • Rehabilitación. Ejercicios activos supervisados por profesionales. Tonifica la musculatura.
  • Analgésicos. Divididos según su potencia. Como cualquier medicamento, están sujetos a efectos secundarios
  • Infiltraciones. Son intervenciones sobre un punto localizado. Aunque muy poco agresivas y con muy baja frecuencia de complicaciones, no deja de ser una agresión al cuerpo. Cuando funcionan suelen ser muy resolutivas. No hay que olvidarse que están sujetas a complicaciones. Aún así, la relación beneficio/riesgo se decanta muy favorablemente sobre el beneficio, dado que son técnicas mínimamente invasivas con un escaso riesgo de complicaciones y cuyo beneficio al calmar el dolor suele ser bastante franco.
  • Implantes. A medio camino entre las infiltraciones y la cirugía. Técnicas especiales
  • Cirugía. En ocasiones la más resolutiva. Es la mayor agresión al cuerpo. Sujeta a complicaciones. No siempre resuelve el problema. En ocasiones se puede salir con más dolor del que se tenía antes de la intervención.

Debemos cuidar nuestra ESPALDA..

Recuerda que lo más importante para evitar el dolor de espalda es cuidarla.

¿Qué Significa?

Debes tener constantemente presente que el primer punto del tratamiento sólo depende de ti.

Acuérdate de lo siguiente:

  • No hagas sobresfuerzos
  • Limita las posturas mantenidas. Realiza cambios frecuentes de movimientos.
  • La higiene postural. Hay posturas que son más lesivas y otras que dañan menos o incluso nada.
  • Acude a un profesional. Déjate aconsejar.

El texto de este artículo se lo agradecemos al Dr. Ancor Serrano Afonso. Colaborador en SmartSalus.com con tratamientos de infiltraciones lumbares y de gatillos superficiales.

Acerca de SmartSALUS

El equipo de SmartSalus está compuesto por profesionales del sector de la salud. A través de este blog queremos dar solución a pequeños problemas o dudas del día a día sobre temas de salud muy habituales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

smartsalus-medicina-privada-precio
Scroll To Top
shared on wplocker.com